Click acá para ir directamente al contenido

Tracción 2WD, FWD, RWD, 4WD y AWD ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro?

Uno de los aspectos básicos en el movimiento de todo vehículo es su tracción y torque. Este proceso mecánico es lo que conecta el motor con las ruedas, llevando la fuerza que da la capacidad de movimiento. Y, dependiendo de la configuración del auto, esta potencia podrá transmitirse a las ruedas traseras, delanteras, a todas, o a cada una de forma independiente.

La palabra tracción proviene del latín (“tractio”) y se refiere a la acción y consecuencia de tirar de una cosa para desplazarla y hacer que se mueva. Y así, este término que en algún minuto se pudo haber referido a un caballo moviendo una carreta, hoy se aplica para un motor que permite desplazar un vehículo.

Este proceso hoy cuenta con distintas configuraciones, dependiendo de marcas, modelos y propósito de cada vehículo, y aquí te explicaremos las distintas variantes.

La tracción más conocida y presente en la mayor cantidad de vehículos es la tracción simple, o tracción en 2 ruedas. De ese grupo, un porcentaje importante usa tracción delantera (FWD), es más, incluso en los vehículos 4x4, gran parte de ellos dirige su potencia principal o totalmente a un eje cuando no están en condiciones offroad. Sin embargo hoy, un creciente número de vehículos cuenta con la opción de tracción en las cuatro ruedas, llevando la potencia del motor tanto a las ruedas delanteras como traseras.

Para poder entender más acerca de las distintas opciones de tracción disponibles en los vehículos, y las siglas asociadas, te damos un detalle de cada una de ellas a continuación.

¿Qué es la Tracción Simple o 2WD (“two wheel drive”)?

Ya sea que tengas un auto, SUV o camioneta la tracción simple o “2WD” es por lo general la forma de tracción estándar presente en la mayoría de los vehículos que vemos día a día en la calle. La tracción puede darse ya sea en el eje trasero o en el delantero. Y es aquí cuando aparece las siglas RWD (Rear Wheel Drive) o tracción trasera y FWR (Front Wheel Drive) o tracción delantera.

Tracción Simple Frontal (“front wheel drive” o “FWD”)

Presente en la mayoría de los vehículos (que además cuentan con el motor adelante). La tracción frontal pone tanto la dirección del vehículo como la potencia del mismo en la parte delantera, lo que hace que requiera de menos engranajes y da mayor estabilidad al acelerar, así como al subir pendientes. Es el tipo de tracción más estándar y, por lo tanto, es la de menor costo de producción en la actualidad. Es ideal para quienes buscan un vehículo para transitar en la ciudad, con un clima templado estable y caminos pavimentados.

Tracción Simple Trasera (“rear wheel drive” o “RWD”)

La tracción trasera se encuentra normalmente en antiguos SUV urbanos, pero también en vehículos de alto desempeño; donde se busca optimizar la velocidad y potencia del motor en la parte trasera mientras que mediante una buena suspensión y manejo, se optimiza su dirección de forma separada. Este tipo de tracción tiende a ser menos efectiva en caminos resbaladizos (con agua, nieve u otro tipo de líquidos). Su uso por lo general está orientado a transitar por carreteras (e incluso competencias de velocidad) y es ideal para quienes buscan un vehículo más emocionante para conducir. Por su mecánica, distribuye mucho mejor la potencia del motor al acelerar así como al llevar carga pesada en el vehículo (en caminos pavimentados). Como dato curioso, para derrapar un vehículo, las tracciones RWD y AWD son las ideales.

¿Qué es la Tracción Doble (4x4) o 4WD (four wheel drive)?

Cuando hablamos de 4x4 o tracción doble nos referimos a vehículos todoterreno, orientados a conducción offroad. Estos vehículos actualmente se dividen en 2 grupos y su elección, además de depender del gusto personal, se debiera basar en las condiciones de uso diario.

Los vehículos con este tipo de tracción envían la misma potencia de torque a cada de los ejes de rueda del vehículo; para incrementar el agarre al terreno. Esta tracción es particularmente adecuada para soportar superficies con variaciones muy extremas de camino, como por ejemplo pendientes rocosas e irregulares, cruces de ríos, zonas montañosas o para uso frecuente en lugares con lluvia o nieve abundante. Por ello, es común que se asocian a vehículos de trabajo, que requieren desplazase permanentemente en estas condiciones adversas.

En este tipo de vehículos es el conductor, a través de una palanca o dispositivo de comando, quien cuenta con la opción de usar tracción 2WD a 4WD a discreción. Al tener como foco principal la conducción en terrenos extremos, tienden a ser menos eficientes en el consumo de combustible.

Otro aspecto relevante para la tracción 4x4 son las modalidades continua y automática. En el primer caso, estos vehículos operan de un modo similar, pero menos eficiente, a la tracción AWD. Derivan de forma permanente tracción a las 4 ruedas, a veces con la opción de controlar mecánicamente la distribución del torque en los ejes delantero o trasero. En el segundo caso, de tracción 4x4 parcial, el conductor puede modificar con un botón o palanca si activa o no la modalidad 4WD. De no hacerlo, usualmente tendrá tracción trasera (RWD).

Esta última opción es mucho más eficiente, ya que permite adecuar la tracción a las necesidades del terreno.

¿Qué es la Tracción AWD?

El AWD consiste en una tracción permanente en las cuatro ruedas. Este tipo de tracción inteligente, por lo general, no requiere de la intervención del conductor. Ya que el procesador del vehículo monitorea permanentemente la rotación de los ejes delanteros y traseros, incluso de las ruedas de forma independiente, asignando mayor potencia a aquellas que más lo necesitan y bloqueando la transmisión de torque a las que patinan (para redistribuir esa fuerza donde haya mayor agarre).

La tracción AWD, es recomendable para todos aquellos que conduzcan por zonas rurales o urbanas, en ciudades con las estaciones del año marcadas, donde además de un clima templado, hay lluvias y/o nieve. Puede ser que consuma hasta un 30% más que los vehículos de tracción en 2 ruedas, pero ese consumo adicional se traduce en mayor seguridad tanto para el conductor, como para sus pasajeros. La tracción en 2 ruedas es mejor dejarla para aquellas zonas donde no hay lluvias y los caminos son mayoritariamente parejos y asfaltados.

AWD Continuo y AWD Automático

Al igual que los vehículos 4WD la mayoría de los All Wheel Drive cuenta con dos modalidades. Una de tracción en las 4 ruedas y otra en la que solo da potencia a las ruedas delanteras, En el caso de los autos y SUV Subaru los sensores se mantienen activos en todo momento, derivando en una tracción ajustada individualmente a las ruedas que lo necesiten.

Esta modalidad es imperceptible para el conductor y los pasajeros y asegura una mayor estabilidad y suavidad en la conducción.

Symmetrical All Whell Drive de Subaru

Debido a las ventajas en seguridad que da la tracción All Wheel Drive, poco a poco se ha ido masificando. Subaru ha sido líder en la implementación de esta tecnología y hoy es la única marca que la entrega de forma estándar en todos sus modelos de vehículo.

Gracias a sus más de 40 años de experiencia en esta tecnología, hoy Subaru presenta una versión mejorada, conocida como SAWD (Symmetrical All Wheel Drive) que en combinación con su Motor Boxer y el sistema interno de control dinámico del vehículo (VDC) permite derivar la potencia de torque de forma independiente tanto al eje delantero como trasero, ajustándolo en función de las condiciones del camino.

En condiciones normales, un SAWD Subaru derivará el 60% de la potencia del motor al eje delantero y 40% al trasero, en contraste con otros modelos AWD que derivan la potencia en forma pareja a todas las ruedas. Cuando las condiciones del camino presentan dificultades, como en las curvas o en superficies resbalosas, un vehículo con AWD convencional perderá potencia en las ruedas con menor agarre, patinando y disminuyendo el desempeño general del vehículo.

La tecnología SAWD de Subaru en cambio ajustará y optimizará la potencia de cada rueda para asignar la potencia a aquellas que tienen mayor agarre, mejorando la respuesta en distintas condiciones y asegurando giros que permitirán tomar curvas de forma más segura y precisa evitando sub o sobre virajes.

Tecnología X-Mode: Torque de Tracción Optimizada para Cada Rueda

Subaru y su tecnología exclusiva X-Mode (disponible solo en algunos modelos), en conjunto con la tracción SAWD, están diseñadas para que el computador de abordo derive la potencia de torque a cada rueda de forma independiente. Esto logra una optimización de la transacción de tracción mucho más precisa y adaptativa según las condiciones de conducción y del terreno que enfrente cada rueda. La principal ventaja: esta opción es más económica, en comparación a la tracción 4WD, en términos de consumo de combustible al conducir en zonas urbanas.

¿Cuál es el mejor tipo de tracción según mis necesidades?

Todo depende del lugar donde te desplaces con mayor frecuencia. Seguramente para quienes usan su vehículo para trabajar en condiciones extremas y pasan el día en condiciones off road, el 4WD sea la mejor opción.

Sin embargo, para quienes requieren mayor versatilidad, el AWD es la mejor opción, ya que se desempeña de forma óptima tanto en carretera como en condiciones más extremas. Además, la tracción AWD se encuentra en una mayor variedad de vehículos, por lo que es posible tenerla en SUV pequeños, medianos o familiares, al igual que en vehículos más deportivos y en sedán. De hecho, toda la gama de vehículos Subaru cuenta con tracción Symmetrical AWD.

AWD X-Mode
Impreza Sport Todas las versiones -
Impreza Sedán Todas las versiones -
New XV Todas las versiones Todas las versiones
New Forester Todas las versiones Todas las versiones
Outback Todas las versiones Todas las versiones
Legacy Todas las versiones -
WRX/STI Todas las versiones -

Todas tus necesidades de conducción resueltas con Subaru

Existe una relación muy relevante entre Chile y Japón que hace que los vehículos de Subaru sean ideales para nuestro país. Su geografía alargada, clima y condiciones de terreno coinciden en numerosos aspectos. Con zonas lluviosas, playas, montaña y campo, el terreno en que Subaru se ha desarrollado es muy similar al nuestro.

Todas esas características hacen que la versatilidad sea un atributo muy relevante y precisamente esa es una de las grandes cualidades de la tecnología Symmetrical All Wheel Drive, Control Dinámico del Vehículo y la tecnología X-Mode, propias de la marca, con cada uno de los modelos existentes adaptados para tus necesidades específicas.