Click acá para ir directamente al contenido

Beneficios de la conversión a gas en motores turbo

En la actualidad vemos que los motores equipados con turbo se han convertido en algo común. Gracias a este sistema, los vehículos adquieren una mayor potencia y pueden desarrollar una mayor velocidad.

En DFSK GLORY brindamos a nuestros clientes vehículos con motores turbo con el sistema dual de Gasolina / GLP. Para esto, se sigue un proceso de homologación no solo de la selección del equipo de Gas a usar, que es especial para motores turbo como el reductor, riel de inyectores y modulo eléctrico de Gas. Asimismo, el vehículo pasa por pruebas estacionarias en el taller, pruebas de banco en dinamómetro y prueba de dinámicas en diversas condiciones en rutas como ciudad, en carretera costa y sierra para validar el correcto desempeño del vehículo.

De esta forma, a continuación, te brindamos algunos beneficios de la conversión a gas en motores turbo.

  • Rendimiento:

Un auto con motor turbo tiene un mejor rendimiento, es decir, estos motores pueden obtener más potencia con menor cilindrada. Además, el motor turbo aumenta el torque del motor y entrega el torque máximo a más bajas revoluciones por minuto (R.P.M.) que un motor convencional. De esta forma, al implementar de manera correcta el kit de instalación de GLP, el rendimiento del motor se verá favorecido y tendrá buenas respuestas en bajo, medio y alto régimen según las exigencias donde se desplaza el vehículo.

La Glory 580 turbo cuenta con un motor 1.5 L y alcanza una potencia de 143HP a los 5600RPM

  • Menor consumo de Gas:

Tiene una mejor relación aire/combustible, ya que el turbo provoca un mayor flujo de aire fresco que ingresa a la cámara de combustión, por lo tanto, se tiene un mejor aprovechamiento del valor energético del GLP, lo cual logra un menor consumo de gas.

Conoce nuestra línea de vehículos cargo panel que cuentan con conversión a gas aquí

  • Desempeño en altura:

Una correcta regulación de gas GLP logrará que el motor turbo se desempeñe de manera eficiente a cualquier altura sobre el nivel del mar. El turbocompresor compensa la falta de oxígeno en el aire forzando el ingreso y la presión del aire.

  • Autonomía:

Regularmente, dependiendo de las dimensiones del vehículo, se podrían instalar balones de GLP del tipo toroidal de 9 galones, esta instalación lograría que el vehículo tenga una autonomía de 200 a 250 km.

Si deseas conocer más consejos y noticias visítanos en el siguiente enlace